Hablando de sorpresas…

No, nunca me gustaron.
Detestaba que viniera mi novio a buscarme de sorpresa al colegio, llamados sorpresa o que cayeran visitas en casa.
Ya conté el amor que tengo por el pijama, el rodete en la cabeza y el papel de impresentable al que me gusta jugar.
Pero no solo es eso, sino que tampoco soporto la idea de no saber. La intriga me mata. Creo que lo peor que me podrían decir no sería “no sos vos, soy yo”, sino… “¡tengo una sorpresa para vos!”.
Creo que ahí me estarían cagando la existencia.
La idea que otro haya planificado algo para mi me encanta, pero la idea de yo no saber de qué se trata… me molesta a tal punto de preferir quedarme sin sorpresa.
He llegado a revolver mi casa de pies a cabeza en época de Navidad con tal de saber qué me iba a regalar mi mamá. A veces encontraba cosas… otras, la pasaba mal quedándome con la intriga.
Me desesperó siempre. Cuando caían los novios a buscarme al colegio de sorpresa y yo, tenía que disimular la cara de culo y parecer contenta.
Bueno, lean bien. NUNCA ME GUSTÓ eso. Les mentí. Cuando les decía “¡¡¡qué linda sorpresa!!!”, mentía. Con el tiempo, y la confianza…se los hice saber. Y a la gente que conocí después… antes de que me sorprendieran, se los contaba. Mejor decir todo de entrada, para que no hayan….SORPRESAS.
Creo que eso aplica desde… un regalo, a una llamada, una visita… y una personalidad.
No me gusta ni me gustó nunca el que se muestra como es a los meses. Prefiero la carta de presentación. “Hola mi nombre es Jorgelina y detesto salir los fines de semana, no me gustan las reuniones familiares, soy hipocondríaca y me encanta masturbarme”, “Hola soy Alberto, soy fanático de la coca cola light, me encanta coger con putas aunque esté de novio, me tiro pedos en la siesta, y en mi laburo le escupo el café al jefe”.

Esa es la gente que quiero. Esa es la real. La que no tiene miedo de mostrarse. La que no te cae en tu casa cuando estas en pantuflas, sino la que llama y te dice que te pongas zapatillas porque va a caer en media hora. La que te dice que te va a regalar, porque sabe que sino vas a estar quemándote y quemándole la cabeza para descifrar esa sorpresa del orto.


Gracias a todos los que supieron mostrarse de una y no esconderme ni un regalo. Al resto… váyanse bien a cagar.

V

35 comentarios:

Ezequiel dijo...

Bueno, yo no soy TAN así. Pero a ver... no me gustan los cumleaños, o cosas que no están planificadas con anterioridad, salvo excepciones o las que yo permito que sean aleatorias.
Algunas veces si me gusta. Pero, ejemplo: estoy en casa después de venir del laburo. Me saco el "disfraz" me quedo cómodo, en patas y cae alguien que no avisó? Mi reacción es directamente ni abrirle -lo hice-

Es decir, me gusta solo con las personas que yo permito, y solo con esas.

eterno sindrome pre menstrual dijo...

Me acuerdo que una vez me vino a visitar mi hermana y no le abrí la puerta, le contesté por el portero que no quería y que se fuera a la mierda, jaja

Hasta el día de hoy no me lo perdono. No sé por qué fui tan hija de puta.
Creo que porque recién me despertaba de la siesta.

Las Panderetas dijo...

zafé

eterno sindrome pre menstrual dijo...

¿de?
de caer de sorpresa?
Vos fuiste de los afortunados a los que les dije de entrada

Cosme Fulanito dijo...

seeeee... las sorpresas son una mierda.

Para una persona rompepelotas como yo que quiere saber siempre el por que de las cosas, es una hijaputez la espera de una sorpresa.

pd. este fue un comentario sorpresa

eterno sindrome pre menstrual dijo...

Cosme, si fue un comentario sorpresa. Pero coincido, es una hijadeputez la espera

Pandereta, conchudo!No querrás decir "de vos" jaja te mato. te ahogo en alfajor vauquita.

Mambolera dijo...

A mi me gustan las sorpresas pero tambien dependen cuáles.
Yo tengo, entre mis 576348765 de defectos, que soy muy ansiosa pero mal.
Si me decis tengo una sorpresa cagaste, tambien voy a estar tratando de descifrar qué carajo es.
Y de lo ansiosa que soy me cagan porque despues como no fumo ni me doy con nada, mato la ansiedad morfando como una hiena.
Pero a veces están buenas las sorpresas, le sacan un poco la monotonía y si querés lo volves divertido.
Pero como dije, depende de cuáles sean.
A mi también me molestaría si viene alguien a mi casa que no fue llamado.
Lo mando a cagar!
besos

eterno sindrome pre menstrual dijo...

las únicas sorpresas que me gustan
son los chocolates o golosinas.

me EMOCIONAN de una manera inexplicable.

soy una gorda del orto.
o una nenita

Las Panderetas dijo...

un dubinco

eterno sindrome pre menstrual dijo...

me conquista el corazón
(?)

hace mil que no como. tiene hasta el mejor nombre.
traeme uno

Agustina R. dijo...

Totalmente de acuerdo, en especial en lo que a la gente se refiere. Mostrate como sos de una, y ahí ya vamos a saber si podemos llegar a ser compatibles o no. Igual, lo digo y no lo hago. Escondo pequeñas cosas de mí por miedo a que el otro salga corriendo.

[ D a n i e l a ] dijo...

Jajajja, mierda que sos jodida, eh! :P

Forget dijo...

jajaja jodida pero igual me gusto! y me senti identificada con varias cosas.. or ejemplo "tengo una sorpresa" la puta madre!!! no me digas nada y damela y punto.. pero no me digas eso proque ahora me mato la cabeza

novoyaterapia dijo...

Eu...creí haber firmado...estoy teniendo una especie trastorno...debo volver a terapia...capaz?
Detesto las sorpresas! Y odio poner cara de: "Noooo...no me lo esperaba ni ahi!" Y era obvio que me estaba regalando la pollera que claramente le marqué mientras volvíamos del supermercado.
Gracias por pasarte che...
saludos

eterno sindrome pre menstrual dijo...

Novoyaterapia:
Igual... sabéeeeees las veces que le señalé algo a mi querida madre y me tiró la peor frase de la historia "sisi, es muy lindo... compratelo vos".

Y todo porque trabajo, tendría que renunciar, hacerme la pobrecita... y lograr adquirirlo.

María Belén dijo...

Comparto el rechazo hacia las sorpresas, no se si de una forma tan intensa como vos. Pero tampoco me gustan o en realidad, no es algo que me emocione. Creo que es por la decepcion de la sorpresa, no se disimular sentimientos y que me hagan una sorpresa que no me fascino, puede hacer que mi cara de poker decepcione a quien formulo la sorpresa.
En fin, nunca es bueno sorprenderme el 90% de las veces, sale para el orto y desemboca en llanto o pelea. Es una cagada !

besoo !

eterno sindrome pre menstrual dijo...

Nunca me voy a olvidar un regalo que me hizo mi padrino. Siempre, o casi siempre que se van de viaje, me regalan cosas feas. Típicas pelotudeces que te traen de... no se... LA COSTA. pero las que eligen ellos son feas.
Recuerdo una vez que volvieron y me regalaron una carterita... de hilo... de colores, como los ponchos de los mapuches? Bueno, una onda así. (Y sé como son los ponchos de los machupes, no tiré cualquiera. ME FUMÉ CORRIGIENDO UN LIBRO asique sé de lo que hablo, jaja)
Era una mierdita indígena donde no entraba más que el celular. ERA muy muy feo.

Lo peor fue que no pude caretearla. De verdad. No pude disimular. Es que tenía taaaaaaanta cara de ooooorto. Y les dije "aaaaaay... perooo... que lindoooooo"

Y como se dieron cuenta... tuve que decir "no, igual la verdad que no me convenze. "¿Qué puedo guardar acá? Naaaaada"

pero bueno, igual les quería decir
"esta mierda indígena me tenían que traer?!Metanse en el culo!! O vuelvan a la costa. a la feria hippie y metansela en el culo al forro que se le ocurrió hacerla"

eterno sindrome pre menstrual dijo...

Y no me vengan con que lo que importa es la intención de regalarme algo

PORQUE SI VENÍAN CON UNA HEBILLA PARA EL PELO O UNA FLOR ARRANCADA DE UN ÁRBOL ME IBA A GUSTAR MÁS. No soy pretenciosa.

Yo creo que estos condenados me lo hacen apropósito.

La solitaria dijo...

Yo también odio las sopresas, odio que me agarren con la guardia baja!

r.- el corre ambulancias dijo...

carajo, estaba seguro que habia comentado

los que me rompen muchisimo son los que se hacen los interesantes antes del regalo

es mas, para mi cumple le mande un mail con un link a caro que decia: para mi cumple. gracias.

eterno sindrome pre menstrual dijo...

Perfecto. Así tiene que ser.
Además si ya conocés a la persona, sabés más o menos qué podés pedir.

Bruno dijo...

hola, soy bruno, me encanta comer con la mano, en la semana me puedo bañar 2 y hasta 3 veces por día (más en verano) pero los domingos NO ME BAÑO.
llego tarde indefectiblemente a todos lados, no importa que tan lejos o cerca sea.
encantado :)

Anoia dijo...

No sé si llego al límite de odiar las sorpresas... Creo que hay algunas buenas y otras no tanto. Por ejemplo, que caigas en mi casa cuando se te canta, no es aceptable como sorpresa, es más desubicación que otra cosa. Pero no sé, un regalo lo acepto con buena cara...
Aunque la verdad, todo depende de como esté ESE día.

eterno sindrome pre menstrual dijo...

Bruno,
Me diste una idea para otro post.
Pero adelanto carta de presentacíón mía.

Hola, soy V. Odio la marca COLGATE y los cepillos de dientes que sacan. Destesto el verano, la humedad y el calor. Miro demasiado las manos de la otra persona. La gente torpe me cae bien. No puedo ver a una tetona y no imaginarme cómo le transpira en el medio de las tetas. Viviría comiendo pancho con salsitas y papas pay. Me gusta la ropa interior negra, y de chica me dopaba con las lapiceras signo con diferentes olores.

Negra de Mierda dijo...

Jajajaja! Yo tambien odio las sorpresas. Jamás me regalaron algo que me guste. No me compren más nada, denmen plata.
Me molesta todo el ser humano y ahora que me siento como el orto que tengo que rendir dos finales es peor, encima menstruando (al que no le guste leer cosas así me chupan bien el culo ta?).
Tu blog me hace hacer catarsis, no se si eso está bien, pero bueh.
Para vos: Soy Angie, me gusta estar sola, consumo mate a diario y fumo, trabajo en medicina, pero soy anti-medicina. Odio que me miren y trato de ser una persona AUSENTE. Transpiro como cerda por el cigarillo y porque estoy hecha una vaca, odio el verano, odio el sol, amo la tormenta.

Besos!

eterno sindrome pre menstrual dijo...

Jajajaja "me chupen bien el culo"
jajaja
tengo un día del reverendo ojete
y me hiciste reir

muchas gracias

Nico dijo...

Los días antes a tu cumpleaños, cómo hacés? no te volvés loca?

Abrazo grande.

Negra de Mierda dijo...

Un placer.
Yo también tengo un día del orto... rindo un final. Son esos momentos que pensas.. "Ojalá que venga el fin del mundo, que se arme una guerra civil, que el mundo se paralice y corten todas las calles", pero no.. lo hicieron ayer.-

Pasa que hay hombres y mujeres que dicen "Ay nena.. como vas a hablar de eso? sos asquerosa.." y en ese momento me da para decir muchas barbaridades más.
Me hiciste acordar que voy a hacer un monólogo de la menstruación.

eterno sindrome pre menstrual dijo...

Nico: Todos saben que odio los cumpleaños asique mucho no me joden con ese tema.
También odio festejarlos, creo que la mejor forma es tomándome todo lo que encuentre en la mesa y lamentando que estoy un año más vieja, me sale más celulitis y la piel eventualmente se me va a poner fea.
(tengo un problema con la piel, odio las pieles viejas... esas que tocas, y... no están firmes... ni suavecitas)

MALÍSIMO, estoy para atrás.

El día de mi cumpleaños voy a escribir un post suicida. jajaja

NO, NO LO CREO. PERO PROMETO ESCRIBIR UNO LUEGO DE VARIOS VODKAS.
Para ustedes, salúuuuuuuuu

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

me encanta caer de sorpresa. cuando salgo a caminar y paso por la casa de alguien me pinta tocar el timbre y veo sus caras de espanto, pero entro igual a tomar algo. es parte de mi ser. "hola soy jennisima, amo hacer sorpresas"

eterno sindrome pre menstrual dijo...

mi edificio es de caretas y tiene camarita el portero asique veo quien está y si no quiero no contesto.
=)
jaja
JENNIIIIIIIIIISSIMA NO TE ABRO LA PUERTAAAAAAAAA

Mica dijo...

nunca me gustaron,gustan,y gustaran las sorpresas.Los reyes magos y navidad eran un parto para mi.Como ya sabia donde escondia los regalos mama(baul del auto-re original-)a la hora de la siesta iba y me sacaba la intriga.
Asi no me llevaba una gran sorpresa,a veces desilusionaba y otra no tanto...
Pero un año,por ir a ver el "baul de las sorpresas que no seran sorpresas"iba con un cepita en la mano,y justo dio la casualidad que la remera que me habian comprado,se mancho sin querer por el jugo de manazana.Y para colmo la remera era divina.
Asi,cuando mi mama se dio cuenta que todos los años revisaba los regalos,los escondio en otro lugar mas secreto,por eso este año me llevare otra"sorpresa" mas.

no importa quien soy. dijo...

encontré mi alma gemela!!!!!!!!

Micaela dijo...

Me encantó tu blog! Leí los posteos anteriores y creo que con el de Acoso me mori de la risa.. son todos unos chotos los hombres xD
Te invito a pasar por mi blog (disculpame, pero lei un comentario tuyo en un blog que se llama dolor de ovarios, el mío es menstruacional, tu nombre es eterno sindrome premenstrual, no podia no entrar acá!)
sin más, te dejo el link. un placer leerte
saluditos
http://menstruacional.blogspot.com/

~ Ccamelia dijo...

Las sorpresas son los menos de lo menos. Las odio, me cuesta banda disimular la cara de orto, en especial cuando te regalan algo onda tu carterita mapuche, jajajajajajaja no se puede sonreir en esos momentos de odio hacia el "hacedor" del regalo.
Un beso chicaaaaaaas :)

Publicar un comentario